21 de marzo: Día Internacional del Síndrome de Down

El día 21 de marzo se celebra el Día Internacional del Síndrome de Down. Fundación Aprocor reitera su compromiso en apoyar a las personas con discapacidad intelectual a tener una vida plena, activa e incluida en la sociedad.

Para celebrar el día de hoy, Silvia Cota, mujer con Síndorme de Down que participa en Fundación Aprocor, ha escrito una carta abierta a sus padres. Puedes leerla aquí:

MIS PADRES ESTÁN MUY ORGULLOSOS DE MÍ Y YO DE ELLOS

Cuando mis padres se enteraron que yo tenía Síndrome de Down se emocionaron mucho. Han luchado por mí: para que yo esté bien. Yo sentía dentro de mí una alegría enorme de haber nacido así y de estar en sus brazos. Mi corazón latía con fuerza, sentía el calor de unos verdaderos y buenos padres. Quería saber qué es el Síndrome de Down y ellos me lo explicaron.

Yo quiero dar las gracias a mis padres porque ellos me dieron la mejor educación que me merezco, por enseñarme a ser mejor persona y a mi mamá, que gracias a ella yo entendí mucho mejor las cosas.

Cuando me hice adolescente yo tenía una edad muy complicada, porque tenía la edad del pavo y pasaba de todo y me daba todo igual. Quiero dar las gracias a Maribel Perucha que fue mi psicóloga, gracias a ella comprendí mucho mejor las cosas de otro modo.

También quiero dar las gracias a mi prima Toñi que es muy grande para mí porque ella sabe que yo también quería nacer y ver la vida y el mundo, y que yo también formo parte de esta sociedad para tomar mis propias decisiones.

Cuando me hice una mujer adulta, responsable e independiente empecé a trabajar en un bufete de abogados y en un centro.

Yo solo quiero decir que deseo con todas mis fuerzas aprender muchas cosas y una de ellas es que quiero conocer un poco más el mundo, que no es todo de color de rosa, que hay que saber convivir con la gente nos gusta y la que no. Yo también tengo mis errores y me gusta que me acepten, yo también tengo que aceptar a las personas tal y como son. No soy la única en la calle a la que le pasan muchas cosas muy raras.

Yo solo quiero dar las gracias a mi hermano Jaime por quererme y a todas aquellas personas que están a mi alrededor.

Ahora tengo 40 años y ya tengo los pies bien pegados a la tierra.

Lo único que más deseo es hacer mi vida y seguir adelante sin mirar atrás. Yo solo quiero deciros que yo me siento mucho más tranquila y muy contenta estando con mis padres. Con ellos estoy muy bien porque a mí me hacen la vida más agradable y la más feliz del mundo. Yo les quiero.

Soy feliz. Cada día que pasa me siento mucho más amada y deseada por mis padres. De ahora en adelante seré yo quien lo haga. Les tengo que hacer lo mismo que ellos a mí porque es lo que se merecen.

 

Gracias por escucharme,

Silvia Cota Morales

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Si quieres estar al día de todo lo que esta pasando y lo que va a pasar.

* indicates required